lunes, 30 de noviembre de 2015

Casa Farnsworth - Fusión entre naturaleza e individuo

La casa Farnsworth diseñada por Mies Van Der Rohe, por encargo de la Doctora Edith Farnsworth, fue concebida como un lugar de retiro de fin de semana, en Illinois entre los años 1945 y 1951, a 
orillas del Río Fox.
La misma, es un ícono de la arquitectura moderna debido a su sencillez arquitectónica y la perfección de los detalles constructivos. Se caracteriza por su fuerte relación con el entorno, en el cual parece flotar, sin pertubar de esta manera el crecimiento de la hierba y el desbordamiento del rio. Su intención es preservar el ambiente natural y experimentar desde el transparente cerramiento de la vivienda la naturaleza inalterada.



farnsworth-mies-crecida-rio-02


















Respetó los árboles y situó la casa cuidadosamente entre los arces con su eje más largo en la dirección este-oeste. El color y la textura son los principales causantes de la unidad entre naturaleza y vivienda. Si se mira la obra, uno comprende que la arquitectura se desvanece y va desapareciendo y lo que importa es su proximidad a la Naturaleza. 



Su criterio consistió básicamente en suprimir todo aquello que no fuera estrictamente necesario, formalizando el lema que le mantiene vivo: Less is more. ("Menos es más")




Materialidad.

El módulo de medida de la vivienda corresponde a la baldosa de travertino empleada, de 90 x 60 cm. La cocina y los dos baños se agrupan en una pastilla central, con acabados en madera, que aloja las instalaciones y articula la separación entre las distintas zonas de la vivienda, dejando libre circulación en todo el perímetro.
La estructura está resuelta con perfiles de acero, tanto pilares como forjados. Entre las viguetas se disponen losas de hormigón prefabricado sobre las que se ejecuta el resto del forjado.

Casa Farnsworth.

La Historia detràs de la vivienda.

Detràs de la vivienda, surge la polémica discusión que llevó a los tribunales a la Señora Farnsworth y Mies Van Der Rohe, ya que la misma lo demandó por mala praxis. Luego la vivienda fue vendida al magnate de la construcción inglés Lord Palumbo. Fue con este propietario cuando la vivienda sufrió las inundaciones más dañinas, que acabaron prácticamente con todo el mobiliario y causaron serios problemas en los paneles de madera de los armarios. El nuevo dueño gastó 250.000$ en reparar los daños, pero esta cifra se queda pequeña si se tiene en cuenta que en el año 2006 Lord Palumbo vendió la residencia a través de la casa de subastas británica Christie´s por 7.6 millones de dólares. La casa y los treinta y nueve acres de terreno de la parcela fueron adquiridos por el grupo conservacionista de Illinois que la gestiona en la actualidad.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario